Crítica ORPHEO

Chocolata: “Cantándole Al Río” (Red Chocolate Records)

Texto: Txema Mañeru.

La verdad es que no conocía la obra previa de Chocolata y ha sido un descubrimiento enormemente agradable el de este “Cantándole Al Río” (Red Chocolate Records). Parece que se lo ha currado poquito a poco y ha ido poniendo el alma en cada una de las trabajadas composiciones con calma y saber hacer. Ha sido un proceso casi de 5 años pero la espera ha valido la pena. Todos los temas, excepto un clásico mexicano, están compuestos por ella misma y su mano derecha, Fernando Vacas. Vacas le ha proporcionado un equipo amplio y experto de músicos y se nota en la riqueza de los temas. Temas que fluyen entre el flamenco y los sonidos latinos con una gran naturalidad y muy buenos resultados. Sonido que lleva a hablar de la gran Chavela Vargas o de cantaoras como Adela La Chaqueta.

En este sentido es realmente excepcional el trabajo con las guitarras de Pájaro y de Francisco Gómez Cruzado. También brilla el contrabajo de Cuni Mantila y las percusiones de Jesús Santiago. Pero claro, lo que más brilla y destacad es esa magnética voz de Chocolata. Abre con una desgarradora ‘A tu lado’ que suena a ranchera fronteriza a lo Ry Cooder, aunque con el toque femenino de Lila Downs. Gran trabajo de Toni Beamuz con esa slide guitar puro Cooder y de Javi Beamuz con la mandolina. Ya ‘La fiesta’ suena más flamenca con la gran guitarra española de Francisco Gómez y las percusiones y palmas de puro flamenco, aunque también aparezcan esos chispazos latinos. Más aires Calexico y Lila Downs en ‘DuermeSela’ y gran contrabajo en ‘El camino de los santos’. El tema titular puede ser un claro single con esa guapa combinación, de nuevo, entre lo latino y lo flamenco y ese gran trabajo con percusiones y palmas. Los aires más modernos llegan trinando en ‘Pajarillo’ con un especial Farfisa y otra buena mandolina. Lógico single con bonito videoclip. La única versión es la canción popular mexicana, ‘Llorona’, con una gran guitarra flamenca que hace viajar al precioso tema de México a Andalucía. Otro momento más que especial es esa preciosa nana calmada y latina que se llama ‘Nana para Janis’.

Ya ha presentado el disco con éxito en Madrid y Sevilla y ha arrasado en festivales como “EtnoSur”. Pero debieras conocerla mejor en www.chocolata.es y enterarte de sus próximas actuaciones cerca de tu hogar.

 

 

 

Histericas grabaciones entrevista a CHOCOLATA

7/08/2017

 

 

 

 

 

pive-1

pive-2

http://andaluciainformacion.es/sevilla/623149/la-consagracion-de-la-chocolata-en-sevilla/

 

 

Crítica CHALAÚRA

 

Chavela y Chocolata de ‘rebujitos’ por el Barrio de Santiago

‘Chocolata’ vino al Café Berlín de Madrid para presentarnos ‘Cantándole al río’ un disco en el que centrifuga el  folklore latino con el compás de Jerez.

chocolata-cantandole-al-rio-chalaura-03

Lo primero que me llamó la atención al escuchar ‘Cantándole al río’ en casa fue la burbujeante versión que hace Chocolata de ‘La Llorona’ de Chavela Vargas. Es una llorona a la que se le escapa una sonrisa, una llorona que vislumbra una mijita de esperanza. Una triste por siempre  llorona a la que esta artista jerezana llena de luz y optimismo…. Y cuando la inquietud de ver a Chocolata en directo llamó a mi puerta, este ‘chalao’ ya estaba entrando en ‘el Berlín’.

Sale al escenario y en lo primero que me fijo son las dos pedazo piernas que tiene la niña. Enfundadas en unas botas de piel con adornos mexicanos. Sigo escaneando rodillas pa’ arriba y me encuentro con un  corto pantalón negro rematado con encaje de puntillas. En lo alto , una camiseta estampada… ¿Con el famoso plátano de la Velvet Underground?

chocolata-cantandole-al-rio-chalaura-05

 

Y yo que me la imaginaba que iba a salir con un poncho mexicano o vestida estilo Pocahontas

Aquí  la tenéis toda #happy acompañada de Fae Ramos a la percusión, Daniel Quiñones al bajo y Paco Lara a la guitarra flamenca. Los tres también de Jerez.

“Ellos me hacen volar”. Me levanto raudo y veloz a decirle al jefe de sala que cierre puertas y ventanas no vaya a ser que se escape el pajarillo.

Arrancan con ‘Cantándole al río’, la canción que da título al disco. Un homenaje personal  a su querida Chavela Vargas. Decir que empecé a vislumbrar el poder de Chocolata cuando marcó el ritmo zapateando sobre la tabla de madera que tenía a sus pies. Ya sabéis, a lo Tomasito, que por cierto ya está horneando nuevo disco. Ganitas le tengo.

En Chocolata todo fluye con alegre naturalidad. Canta, baila y da esplendor. Consigue brillar sin impostura alguna. Le sale así, lo lleva dentro y eso transmite.

Color e intensidad en la flamenca versión La Llorona. Si en el disco ya me llamó la atención, verla en 3D, en  vivaperformance, me confirma que esta niña nació para ser artista y yo que lo celebro.

Es el ‘toque’ personal el que marca la diferencia y Chocolata lo que ‘pilla’ se lo lleva al huerto.

Ella es libre y lo mismo chocolatea  ‘Dolores’ de Hilario Camacho, o  un poema del argentino Francisco Luis Bernárdez, ese en el que  afirma que para gozar hay que  sufrir,  o nos hace una de Rocío Dúrcal a la que la pizpireta Chocolata cambia la letra para que la desafortunada en amores no se quede en casa haciendo calceta.

chocolata-cantandole-al-rio-chalaura-06

 

Buen rollito.

El público aplaude y celebra cada tema. Muchos propios, compuestos mano a mano con Fernando Vacas, ¿os suena ‘La Negra’?  a través de los cuales ella sigue buscando su camino. Nos cuenta que no ha sido fácil: “Han pasado 5 años desde que saqué mi primer disco y en este tiempo han pasado muchas cosas: buenas y malas”.

El guitarrista Luis Gallo se une a la banda en ‘El camino de los santos’ y ‘Pajarillo’. Nos electrocutó con unos buenos punteos bluseros que me recordaron al mejor jamón, ese de la pata bien negra.

En ocasiones oigo susurros, en este caso es mi amiga Reyes que me dice por lo bajini: “Esta chica es una culebra, es muy sensual. ¿Qué arte tiene!”. Momentos dulces que nos regala Chocolata.

A estas alturas del concierto este jambo ya está abducido. No pierdo ripio, hipnotizado, descifrando las estelas que pintan en el aire sus manos. Esta chica de expresión corporal va sobrada.  Es lo que se llama comunicación 360º : Encuentras sentimiento lo mires por donde lo mires.

Os dejo un ratito con esta PerVersión  que es como ella llama a sus experimentos musicales. Un poema de título ‘Todavía’ del siempre cercano y certero Mario Benedetti. Cuenta el gozo del hombre que espera la visita de la amada.  La alegría de vivir está siempre presente en las canciones de Chocolata.

 

Decidme vos: ¿Soy un flipao si afirmo que su bamboleo hace mágico el presente? Espero vuestros comentarios. Muchas gracias.

Y de aquí nos revolucionamos con una ranchera de José Alfredo Jiménez regado en ‘Sherry’, y ‘El Portón’ que es otra perversión, incluida en el disco. Esta vez no es música latina, sino que es el tema ‘After Hours’  que cantaba Nico, la de The Velvet Underground, allá por el 69…  Chocolata hace música fronteriza sin vallas ni fronteras.  En este preciso y precioso momento el plátano de canarias estampado en su camiseta, ese del que hablaba al principio, cobra sentido. ¡Ouh Yeah!

Fin de fiesta por todo lo alto.  Me imagino a unas  joviales Chavela y Chocolata de ‘rebujitos’ por el Barrio de Santiago celebrando esa que dice: “He cambiado mi suerte, hoy voy hacia la vida, antes iba a la muerte”.

Fae Ramos, Daniel Quiñones y Luis Gallo jalean palmas y una inquieta Chocolata entregada con micro, sin micro, en el escenario, entre el público…  Deja claro que  lo puro, lo auténtico, lo flamenco, es lo que se transpira de la piel pa’ fuera.

Hay conciertos  en los que todo el mundo sale sonriente y disfrutón. Este es uno de ellos.

 

 

 

15123095_10210505863338174_2854265109865121201_o

 

 

 

 

el-boletin-1el-boletin-2

 

 

 

viva-sevilla-22-sept-prensa

 

 

 

 

 

CHOCOLATA en la Feria Pulsar, Santiago de Chile

 

                 Chocolata con carácter flamenco en la                                             Feria Pulsar de Chile

 

Maui y Chocolata con carácter flamenco en la Feria Pulsar de Chile

Maui y Chocolata representan con carácter flamenco a España en Pulsar, el principal evento de la industria musical chilena.

Pulsar, en la Estación Mapocho de Santiago de Chile, se ha consolidado como uno de los puntos de encuentro más interesantes en el hemisferio sur para los profesionales musicales que ofrecen alternativas al pop-rock mayoritario. Los artistas españoles escogidos para esta edición dispondrán de dos oportunidades para difundir su obra. Todos ellos ofrecerán un concierto individual en la Estación Mapocho, el lugar de celebración de la feria: Chocolata el viernes 20 (13:00 horas), Maui el sábado 21 a las 12:30 horas y Beach Beach el sábado a las 13:00 horas. A su vez, los tres compartirán cartel la noche del sábado 21, a partir de las 21:00 horas, en un recital conjunto que tendrá lugar en el Club Chocolate, en el corazón del barrio Bellavista.

Una vez más, la selección de Promusicae y sus socios de Sounds from Spain quiere contribuir a avalar el potencial de la música española como un mercado ecléctico y en permanente renovación. Beach Beach es un cuarteto mallorquín afincado en Barcelona que ya sorprendió en el Primavera Sound por el vigor de su power-pop, plasmado ahora en el álbum The Sea. Chocolata, nombre artístico de Carmen Páez, conjuga como pocas su origen flamenco con la influencia de los ritmos latinos. También desde conceptos flamencos llega el trabajo de la cantautora Maui, antes al frente de Los Sirénidos y ahora en solitario con su nuevo disco Viaje Interior, que la avala como una singular heredera de un universo afín al de Martirio. Todos ellos buscarán abrir mercados en Chile mientras los responsables de sus discográficas y management mantienen reuniones con promotores, salas y representantes sudamericanos en el stand 77-78 de la feria, punto de encuentro de Sounds from Spain

 

 

 

IMG_20160715_135849_221

 

 

 

IMG_20160306_215348-1

 

ETNOSUR 2015

La fiesta de Chocolata en EtnoSur fue una bomba

 

El arte de Chocolata llegó a la Plaza del Ayuntamiento de Alcalá la Real, en Jaén, para enamorar a los etnosureños con sus cosas, en el atardecer del viernes 17 de julio.

Señores mayores con boina, hippies, modernas, perritos chicos, niños dando saltitos, señoras de las que se meten el abanico entre las tetas para bailar un rato, algún hipster, todos atrapados durante una hora y media por los mundos artísticos de Chocolata. Ella es esa que se quita los zapatos para cantar y bailar por alegrías un tema de The Velvet Underground, dedicándoselo a su fundador, comenzando ese concepto gritando cosas: “¡Ole ese ‘peazo’ de Lou Reed que la debe estar formando en el cielo!”

chocolata-res-etnosur-por

Sucede como con Lola Flores, no es la gran voz, ni es la prodigiosa bailaora, pero a Chocolata hay que verla porque tiene lo más grande, ese factor x que convence, esa sabiduría y carácter que le lleva a ser única e inimitable. Partiendo desde una base flamenca, se pasea por todo tipo de territorios, sobre todo americanos, con una buena banda a la altura de la circunstancia de esa grandeza. Sabe transmitir el sentimiento que Chavela Vargas quiso dar a aquel popular son del mexicano istmo de Tehuantepec, La Llorona. La misma que abre a compás el abanico es esa que deja una puertecita abierta a Cuba, y también sabe conseguir que toda una plaza llena de gente sea una fiesta compenetrando al público para hacerle coros y palmas. Elegantemente salvaje y salvajemente sutil, conoce la importancia de las palabras en el momento de interpretar los versos. Como dice una amiga suya, ella es del Renacimiento, ella hace de ‘to’.

Sorpresa interesante hubo justo en el momento que el sol se escondía por detrás de los edificios. Apareció Manuel Rodríguez con ese califato independiente que lleva ‘reconcentrao’ en su sonanta desde los tiempos de Imán, mito del rock andaluz. Aunque aquello solo fue un comienzo, Manuel Rodríguez ha hecho en la música española todo lo que podía hacerse, y en todos los ámbitos posibles. “Imán eran los Pink Floyd de aquí” dijo Chocolata para presentarle. Esos Pink Floyd que esta flamenca escuchaba cuando aún casi era una niña. Claro, así suceden luego las cosas y pasan los conceptos. Programadores de festivales, promotores y demás: Ella merece más escenarios, es apuesta más que segura.

Por Jaci González

ENLACE A LA NOTICIA             CHOCOLATA ETNOSUR 2015

 

TERRITORIOS 2015

chocolata-2

Viernes al sol
Bajo un sol radiante y con una media hora de retraso respecto al horario oficial asistimos a la actuación de la jerezana La Chocolata un cóctel original de flamenco, jazz y música latina. Y aunque el flamenco no es un estilo que se de en este tipo de festivales la verdad es que, puso su ritmo y arte encima del escenario puso a bailar a los primeros asistentes del festival .
La Chocolata en esta su primera actuación en el Festival , (ya había tenido otras ocasiones de actuar hace tiempo en Sevilla junto a grandes bandas como Aterciopelados) , se supo arropar de su gente y contó con la guitarra de Pájaro , realizando incluso alguna versión , de la “Llorona” de DePedro, y tocando sus canciones mas conocidas como “Pa todo el Año” y “Tengo”.

ENLACE A LA NOTICIA   CHOCOLATA TERRITORIOS 2015

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

sigue el texto…..y donde se ve una mas que querencia por la gran Rocío Durcal.